Cocas de San Juan

cocas_interior

La Coca de San Juan es un dulce que nace en Cataluña, pero pronto se extendió al resto de comunidades. Es una torta plana con frutas confitadas, cuyo nombre proviene del holandés “kok“ que significa pastel.

Este dulce lo empezaron hacer las amas de casa que aprovechaban la harina o masa que les sobraba al hacer el pan. Para ello, cocían esa masa sobrante y la azucaraban, para obtener un nuevo postre.

Las Cocas de San Juan se comen, como su nombre indica, el día del nacimiento de San Juan Bautista, que es el día 24 de junio. Aunque también se comen para la celebración del solsticio de verano, alrededor del 21 de junio, fecha en el que se celebra el fin de la primavera y comienza el verano. Como ambas fechas están próximas, en algunos sitios se confunden y se celebra una combinación de las dos.

Como casi todos los dulces, en cada región se hace de una manera o de otra, y con ingredientes diferentes.

En la Pastelería Manuel Segura tenemos tres variantes diferentes para este sabroso dulce. La diferencia no está en la masa, ya que las tres llevan los mismos ingredientes (harina de trigo, leche, azúcar, mantequilla, levadura, anís, agua de azahar y canela), sino en el relleno. Por un lado tenemos la coca tradicional que lleva piñones, cerezas y pera confitada. En segundo lugar la coca de cabello de ángel y limón. Y por último tenemos la coca de crema y albaricoque, que lleva crema pastelera, mermelada de albaricoque y pistachos.

La familia Segura siguen trabajando con las mismas recetas generación tras generación para que no se pierdan los sabores tradicionales, de dulces con tanta historia como las Cocas de San Juan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.