El uso de la miel en la repostería

miel-en-la-reposteria

La miel es uno de esos productos sin el cuál muchos no entenderían del mismo modo su desayuno. Además, resulta de gran ayuda en los meses de invierno, por su capacidad para formar anticuerpos, que por ejemplo, nos ayudan con los resfriados. Muchos la usan como endulzante natural en el café, el té o la leche, pero no son tantos los que conocen recetas de repostería o pastelería con miel. Hoy queremos hablar del papel de la miel en la repostería.

Endulzante natural desde la Edad Media

La miel es utilizada en la repostería desde la Edad Media por los árabes. Hasta que se popularizó el azúcar, la miel era el ingrediente principal que proporcionaba a sus postres y recetas el dulzor y la suavidad que buscaban.

Y es que la miel es un ingrediente que puede conferir a las recetas un sabor muy interesante. A los bizcochos, además de darles el dulce que sustituye al azúcar, les proporciona un cuerpo y una textura diferentes.

Uno de los principales usos de la miel puede ser hacer caramelo, por ejemplo para hacer caramelos de miel y limón. Hacer caramelo con miel es tan sencillo como ponerla en un cazo a fuego medio e ir subiendo la temperatura. Hasta unos 150º de temperatura aproximadamente.

El queso es un buen aliado de la miel, por lo tanto en muchas recetas con queso será una idea a tener en cuenta. Prueba a usarlo como broche final de una tarta de queso.

Otro buen aliado de la miel es la fruta. Por lo tanto será una buena idea en cualquier receta elaborada con frutas, como bizcochos, pasteles o pastas.

Fuera de la repostería, también podemos ayudarnos de este magnífico sustituto del azúcar. Por ejemplo en cócteles, aderezos para ensaladas o salsas dulces o agridulces, incluso glaseados. Lo que está claro es que la miel tiene mucha más vida después del desayuno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.