La repostería libre de azúcares y alternativas edulcorantes

La historia de la pastelería ha estado ligada siempre al azúcar. Sin embargo en estos últimos tiempos han ido surgiendo alternativas edulcorantes que permiten disfrutar de la repostería y la pastelaría prescindiendo de esta importante fuente de calorías. Lejos de recetas que suprimen el dulce y con él la gracia, se puede conseguir que algo quede igual de rico con estos sustitutos. Para ello es conveniente conocer todas las alternativas:

La miel o la fructosa: Ambos son edulcorantes naturales. Aunque la miel conlleva vitaminas y minerales que la enriquecen frente al azúcar, en realidad contiene las mismas calorías. Respecto a la fructosa aunque aguanta la cocción para su uso en repostería, produce el mismo aumento de glucosa en los diabéticos que el azúcar.

Como alternativas edulcorantes artificiales contamos con el aspartamo, la sacarina o el maltitol. Este último es una de las mejores opciones para usar en pastelería, ya que tiene un sabor dulce agradable, similar al de la sacarosa y a pesar de ello es uno de los mejores para los diabéticos. El aspartamo tiene el inconveniente de que pierde poder endulzante al cocinarse en el horno. Por lo tanto solo serviría para cocinarse en microondas. La sacarina es una buena alternativa si lo que se desea es controlar el peso ya que es un edulcorante acalórico. Otro edulcorante acalórico es la stevia. Aunque esta es más propensa a modificar el sabor, sí es apta para diabéticos. Otras alternativas naturales son el sirope de ágave o el azúcar de coco.

Cada una de las alternativas tiene unos pros y unos contras y aún quedan muchas propiedades por conocer en algunas de ellas, no obstante ya podemos afirmar que cada vez es más posible prescindir del azúcar y seguir disfrutando de la pastelería y la repostería.

One thought on “La repostería libre de azúcares y alternativas edulcorantes”

  1. Es de agradecer que vosotros, los pasteleros, que habéis endulzado la vida de tantas generaciones, mostréis un interés responsable en investigar opciones con las que cuidarnos, además de regalar nuestro paladar. La vida acomodada actual no nos permite quemar tantas calorías como antaño, que se quemaban sí o sí. También está la concienciación general para usar ingredientes, cuanto más naturales, mejor. Así que os felicito por vuestras propuestas, vuestros premios y conquistas, y os animo a seguir con nuevas alternativas. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.