La repostería y las frutas de temporada

reposteria-y-frutas-de-temporada

La fruta es un ingrediente clásico en la repostería, además, puede ser un sustitutivo de parte del azúcar que esta lleva sin perder el sabor que tanto nos gusta. Aún así a la hora de elaborar o comprar postres o pasteles con fruta, podemos no tener claro cuál será la fruta que más le convenga al dulce. Es por eso que hoy te contamos una serie de postres riquísimos que llevan la fruta que toca en cada temporada.

Primavera

La primavera es la época predilecta de las fresas. Esta fruta es ideal para cualquier receta de repostería pues combina con zumos, nata, yogur, chocolate, almíbar... Algunas de las recetas más populares son la tarta de fresas, crepes o helados cuando se va acercando el calor.

Otras frutas populares en primavera son las cerezas, con las que también podemos hacer tartas y helados, y las ciruelas, que ayudan a regular el tránsito intestinal y quedan genial en mermeladas, en un pastel, con frutos secos, etc.

Verano

En verano cualquier combinación que incluya frío y fruta puede ser un postre genial. Y es que con casi cualquier fruta típica de estas fechas puedes hacer helados o polos para los más pequeños, además de los refrescantes smoothies, batidos compuestos de leche y fruta. Una receta que recomendamos es añadir a la clásica tarta de queso una capa de gelatina de mango por encima, lo que dará a este clásico postre un toque tropical y veraniego.

Otoño

Una de las frutas más populares que llega en otoño es la mandarina, con ella podemos hacer desde mandarinas confitadas o cubiertas de chocolate hasta mousse. La otra fruta estrella de esta época es la pera. Una gran receta que puedes probar es la tarta de peras al estilo de la clásica de manzana. Por supuesto la manzana, que comienza en octubre, es otra gran opción para emplear en repostería.

Invierno

Las frutas más usuales de encontrar en esta época no distan mucho de las del otoño. Las mandarinas y las naranjas nos vendrán genial para evitar el resfriado por su alto contenido en vitamina C, por ejemplo, en mermeladas. Otras frutas que puedes incorporar a tus postres son la piña o el kiwi.


Y es que el sabor de algo no tiene porque venir dado necesariamente por la cantidad de azúcar que utilicemos. Durante todo el año podemos elaborar postres y recetas hechas con fruta basándonos en la temporada que toca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.