La tecnología en la pastelería

tecnologia-y-pasteleria

Tradición vs innovación. Este puede ser un debate de gran importancia en sectores como la pastelería y otros ámbitos en los que la tradición juega un papel tan importante a la hora de elaborar los productos. Y aunque las recetas sigan siendo las de toda la vida (cosa que nosotros defendemos desde 1874), no hay motivo para no incluir en los procesos de producción, herramientas y técnicas que ayuden a perfeccionar el resultado final. Hoy vamos a abordar el tema de la tecnología en la pastelería.

Aumentar la eficiencia sin prescindir de la calidad

Si miramos hoy una pastelería veremos que casi todos los elementos tecnológicos que encontramos en ella están destinados a aumentar la producción o a facilitar la labor de los pasteleros.
Podemos ver máquinas que facilitan el corte, la aplicación y la decoración, ayudando al profesional a optimizar los tiempos de producción. Estos equipos también se caracterizan por su ergonomía, por consumir menos energía, ser programables y permitir una manipulación más sencilla de los productos.

Mayor seguridad alimentaria

Uno de los aspectos que más ha evolucionado, en general en todo el sector alimentario, es la higiene. Las instalaciones donde se producen alimentos pasan muchos más controles de calidad que antiguamente y esto requiere que las máquinas estén preparadas para ello. Por otro lado, de cara al cliente, hoy en día se poseen vitrinas e iluminaciones, que además de destacar los productos, los mantienen frescos durante más tiempo.

Tecnologías de la información y la Comunicación

No podemos olvidarnos, aunque no afecte directamente a la producción, del cambio que ha supuesto internet y las tecnologías de la información a nuestro gremio, como a muchos otros. Desde la pastelería más pequeña hasta una gran marca, todos tenemos a mano esta herramienta, que nos permite llegar a más sitios de cualquier parte del mundo, mientras que antes cada pastelería estaba destinada a su localidad o región.


En general la tradición no tiene porque estar enfrentada a la tecnología. En nuestro museo de la pastelería podemos observar como algunas herramientas de antaño mejoraron los procesos en la pastelería respecto a cómo se habían hecho anteriormente. Hoy en día los cambios son mucho más acelerados, pero la idea es la misma: mejorar la forma de hacer pastelería y repostería sin perder calidad de modo que el gran beneficiado siempre sea el cliente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.