Magdalenas, un origen desconocido

magdalenas_interio

¿Quien no ha desayunado o merendado una rica magdalena? Casi todo el mundo, por no decir todos, se han comido una magdalena en un momento de su vida.

Hoy en día hay una gran variedad de magdalenas: blanda y esponjosa o contundente y densa para poder untarla en el café, plana o con copete, de aceite o de mantequilla.

Pastelerías Manuel Segura cuenta en su recetario con varios sabores diferentes. Generación tras generación hemos mantenido la esencia de este rico dulce, aunque hemos ido innovado a la hora de añadir ingredientes.

Además de los ingredientes que suelen contener para su elaboración huevos, azúcar, mantequilla, harina, levadura y ralladura de limón, contienen una importante dosis de historia, aunque difuminada e incierta.

Por un lado, su origen se encuentra en Francia. Cuenta la historia que una joven criada llamada Madeleine Paulmier, tras macharse el cocinero de su puesto de trabajo llevándose con él los postres, se ofreció para elaborar unos dulces y no dejar a los comensales sin postre. Los invitados quedaron encantados con este dulce. De esta manera el postre que hizo la criada se quedo con el nombre de Madeleine.

Por otro lado, el origen de las magdalenas se dice que esta en España. Concretamente en el Camino de Santiago, donde una joven llamada Magdalena, decidió ofrecer a los peregrinos que hacían el camino unos pequeños bizcochos en forma de concha, en homenaje al símbolo del camino de Santiago. Su delicioso sabor pronto cautivó a los caminantes, que extendieron su fama bajo el nombre de su cocinera, magdalena.

No sabemos cual es el verdadero origen de este rico dulce, pero lo que si sabemos es que están buenísimas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.