Postres de Semana Santa

semana_santa_postres

La semana santa es un tiempo especial para muchos, y si algo va unido a esta época son los dulces como las torrijas, rosquillas… y en especial las monas de pascua, estas figuritas de chocolate que tanto asombran a niños y mayores. Sin embargo muy poca gente conoce el origen de esta deliciosa tradición.

La palabra “mona de pascua” proviene de la palabra árabe “munna”, que significa “provisión de la boca”, regalo que hacían los amos a sus señores, y era sinónimo de fertilidad, esperanza y renacimiento. Aunque la tradición tal y como actualmente se conoce, pudo nacer de manos de los monjes ortodoxos rusos, donde se mantenía la tradición judía de celebrar la Pascua la primera noche, del primer viernes después de la primera luna de primavera. Esto se popularizó entre los cristianos rusos, y a comienzos del S.XIX en Europa, italianos, franceses y alemanes ya empezaron a elaborar huevos a base de chocolate con regalos en su interior como los actuales huevos Kinder.

En nuestro país las monas de Pascua son típicas de las regiones aragonesa, valenciana, catalana, castellano – manchega y de ciertas zonas de la región de Murcia.
Se consume a modo de merienda los días de semana santa, tradicionalmente es el padrino quien regala la mona a su ahijado el domingo de pascua después de la misa y se come el lunes, rodeado de amigos y familiares.

Sin embargo también existen otros alimentos característicos de la semana santa, como son las tortas de sardinas, alimento que se consumía los viernes de cuaresma, ya que la religión cristiana prohibía comer carne, por lo que se sustituía por los productos que entonces resultaban más económicos.

Hoy en día continuar con estas tradiciones nos mantiene cerca de nuestros orígenes y nos demuestra que las mejores cosas no cambian.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.