Tartas de boda y algunas alternativas

tartas-de-boda

Una boda es un momento de celebración en el que estamos acostumbrados a compartir con nuestros allegados todo tipo de comidas y platos abundantes. Si hay algo que no puede faltar en una boda es el dulce, de hecho, el momento de la tarta es uno de los puntos álgidos de la celebración.

Estas tartas son toda una obra de arte del pastelero en cuestión, pues su buen sabor debe ir acompañado de una presentación especial. Suelen ser de varios pisos o capas y estar decoradas con bastante glaseado, en muchas ocasiones sobre mazapán o dulce de caramelo. Los motivos más utilizados para su decoración son las palomas blancas, las herraduras (simbolizan la buena suerte) y las alianzas doradas. El resultado final debe ser denso y consistente, para aguantar todas las capas y la decoración, pero sin sacrificar el sabor que una celebración así requiere.

Aunque antiguamente se encargaba la novia, que los dos corten la tarta juntos es, cada vez más, una tradición. A menudo se suele usar un gran cuchillo o incluso una espada. Tampoco puede faltar en una tarta de bodas al uso, la figurita de los novios coronando el pastel. En algunas culturas, incluso tienen la costumbre de que la pareja guarde un trozo de tarta hasta el nacimiento de su primer hijo, cuando se lo comerán para celebrarlo.

Alternativas a la tarta de bodas

Si lo tuyo no son las tradiciones y prefieres innovar, cada vez surgen más alternativas que sustituyen a la tarta de boda. Bien es cierto que muchas de ellas conllevan una presentación parecida a la de la tarta, imitando la voluptuosidad de esta con grandes fuentes de dulces. Cupcakes, buñuelos o macarons son algunos de los más escogidos. ¿Os imagináis una fuente llena de almojábanas?¿Y por qué no?

Una de las alternativas que muchas personas con intolerancias podrán comer es la fruta. Aunque parezca una opción más sosa, con una buena presentación puede suponer un detalle original. Por ejemplo, una fuente de fresas bañadas en chocolate.

Independientemente de lo que elijas para servir en tu boda hay dos cosas que no se pueden pasar por alto: una buena presentación y el sabor de la pastelería y la repostería que hará disfrutar a todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.