Tipos de azúcar

Podemos decir que el azúcar es uno de los ingredientes más importantes en la repostería, ya que la mayor parte de las recetas contienen azúcar. ¿Pero sabemos cuantos tipos de azúcares hay? Hoy te dejamos alguno de ellos para que los puedas distinguir y así utilizarlos de la mejor forma posible.
Según el grado de melaza que contenga el azúcar podemos dividirlos en dos tipos: blanco y moreno. Pero a su vez hay varios tipos de cada uno de ellos.

Azúcar blanco
Este tipo de azúcar se obtiene de la remolacha o de la caña de azúcar, a través de un proceso de purificación química a partir de los granos de azúcar, para refinarlo al máximo, y eliminar los restos de melaza de la superficie del grano. Está totalmente desprovisto de minerales y de vitaminas. Su sabor es más neutro.
Dependiendo de la blancura y el tamaño del grano, podemos clasificar los azúcares blancos en:

- Azúcar blanquilla: es el azúcar de mesa corriente, el que utilizamos normalmente en los hogares españolas.

- Azúcar fino / caster sugar: es un azúcar blanco un poco más fino que el azúcar de mesa, pero más grueso que el azúcar glass. Se utiliza por ejemplo para disolver en bebidas frías o semi frías, ya que al ser más fino se disuelve mejor, o para masas que necesiten poco horneado.

- Azúcar glass: es un azúcar blanco molido de grano muy fino. Su textura es como si fuese polvo aunque podemos notar el tacto de los granos con el tacto. Contiene un pequeño porcentaje de almidón para evitar que se quede apelmazado y grumoso.

- Icing Sugar: también se le llama azúcar en polvo o impalpable. Es un azúcar súper fino, es como polvo. Es muy suave, y es perfecto para buttercreams o preparaciones en crudo, dando un resultado muy sedoso y suave.

- Azúcar perlado: es un azúcar presentado en grano mucho mayor que el azúcar blanquilla, entre 1 y 3 mm, y se suele utilizar para decorar bollería o para elaborar caramelo, almíbar y siropes.

Azúcar moreno
El azúcar moreno adquiere su color por los restos de melaza que quedan en su superficie, ya que se somete a menos procesos de refinación y purificación. La diferencia con el azúcar blanco es que contiene menos porcentaje de sacarosa y más restos de melaza natural en su superficie, es un azúcar menos dulce, y mucho más sano y natural.

- Azúcar moreno: el tradicional, el que encontramos habitualmente en el supermercado, que mantiene algo de melaza en su superficie.

- Azúcar moreno claro: es azúcar moreno un poco más refinado, tiene un color un poco más claro, y se utiliza para repostería o glaseados suaves.

- Azúcar turbinado: es un azúcar moreno que se obtiene tras la caramelización de la melaza, pasándolo por una turbina y una centrifugadora para eliminar el agua y las impurezas. Es un azúcar muy poco refinado, muy natural, el de sabor más intenso de todos.

- Muscovado: es un azúcar con gran cantidad de melaza, típicamente inglés, con un sabor a caramelo muy fuerte.

- Demerara: es parecido al muscovado pero con un sabor ligeramente más suave, de color caramelo, y también típico de Inglaterra.

- En cristales: sería el gemelo del azúcar perlado en los azúcares blancos, por su forma de presentación, en grandes cristales irregulares y de distinto color. Se suele utilizar para disolver en bebidas calientes o para decoraciones, ya que en las masas es muy difícil que se disuelva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.